lunes, 13 de agosto de 2012

La Estupidez es Síntoma de Estar Enamorado!


Hace unos días no  salía de  mi asombro y me  sentí ofendida al enterarme de la insolita noticia de lo que a una pobre mujer le había pasado, producto  del funesto estado de estupidez en que cae el ser humano enamorado; fue noticia mundial, en el que una distinguida ministra, de quien no dudo de sus  capacidades profesionales y desde luego políticas la llevaron como  a muchos (as) a purgar el  castigo típico (de los  tantos que hay) de la  deshonra publica que puede ser impuesto en la sociedad ante el delito de sentirse enamorado.

 Los castigos  de amor van desde el desprecio, la deshonra sin que puedan  dejar  de pasar por la  humillación, el dolor, la soledad y hasta la  ruina ya  que puede dejarte  en  la calle literalmente, bien porque hayas entregado  el corazón embolatado entre la chequera, la  escritura  de algún bien, el carro del pico y placa  o el ultimo  modelo y  en ultimas hasta  tu  trabajo, tal como  le  sucedió a la  tan mencionada ministra.

Estoy completamente de acuerdo con las miles  de  mujeres que  se unieron a la causa y aunque  nunca he  duda en  opinar  desde mi  FB, esta vez, recordé que hay verdades que  es mejor  no  decir públicamente.

Esa enfermedad  metal llamada  amor  de la que dependemos  todos, tiene un síntoma terrible  e irremediable llamado estupidez, esa estupidez que con los  hechizos mágicos  de la pasión nos deja en el ridículo total llevando incluso a algunos  al limite  de lo fatal y es en este punto en el que debo confesar, que al parecer aun no soy inmune pese  que  he vivido un par  de veces los padecimientos de la  estupidez y no contenta con ello, voy por la  tercera y por lo  visto en esta como siempre  espero  la  vencida, o gana ella o muero yo.


La  estupidez de estar enamorado nos hace cumplir pacientemente cualquier promesa, nos da el valor  de  romper cualquier esquema, es el antídoto  de las renegadas reglas, es el argumento dulce para amargar unilateral, bilateral y plurilateral es decir  amargarnos y también  a alguien mas, incluidos  terceros (léase: suegra, vecinos,  ex, cuñados, amigos, pretendientes y la muérgana (o) de la oficina que te lo (a) quiere bajar, etc).

 Padecer de esta pandemia, que le permite  a la humanidad  prolongarse durante siglos,  a escribir hermosas obras literarias, a realizar actos altruistas, obras de arte, canciones y toda aquella forma que nos delate el estado aquel de la tontería, bobada o idiotez y por  crudo  que pueda sonar aun viniendo de mi, nos puede llevar desde lo mas sublime hasta el mas cruel hoyo negro y por ello hemos aprendido a buscarle disfraces, para que no asusten, para no comprometan o sencillamente para que podamos salir bien librados de la virginal estupidez.

 Asi que intentaré exponer  mi punto,  pido  compresión porque me encuentro en el  estado típico de  la estupidez propia de estar enamorada, palabrita que me genera disgusto y que me permite involucrarme en el juego de palabras, que no son más que el vestuario del carnaval de emociones, sentimientos y pasiones llamado amor.

Asi que partiremos del supuesto de un amor entendido como el sentimiento  que  evoluciona en diferentes etapas desde el enamoramiento que no es más  que el conocimiento del otro, pasando por el desarrollo o crecimiento individual y de pareja, si que deje de  depender de la madurez , omitiendo hablar de la edad ya que esta demostrado que entre estas después de los 18 no van relacionadas (de lo contrario no nos encontraríamos con adultos de 33 con delirio de adolescentes de 16),  hasta la concepción misma de un estado excelso de aceptación y entrega total que permita soportar la misma compañía años enteros con respeto, consideración, dulzura, sinceridad, honestidad, complicidad, perdón y mucha paciencia adornadas de palabras, juegos, detalles y por qué no hasta los dichos videos (como el de la ministra).

Revisemos  que nos  dice Winkipedia acerca de las siguientes definiciones, solo para diferenciar los  disfraces con que vestimos nuestra estupidez derivada  del amor, o tal vez para encontrar la perfecta justificación  que mengue el ridículo cuando presentada la circunstancia, se imponga un castigo por el delito de amar o se pague el precio de caer en el intento. En otras palabras intento demostrar que una  vez nos enfermamos de amor, podemos  disfrazar esa relación con cualquier denominación pero al final será como tener un closet lleno de blusas del mismo diseño, del mismo material pero con diferente color.

Enamorado: Participio masculino singular del verbo "enamorar". adj. y s. Que siente amor. Excitar en uno el amor  a otro persona, Cotejar,  expresar el amor; Gustar o disfrutar  mucho  de algo; adj. y s. Que tiene amor. tr. Excitar amor a alguien.
Novio. El noviazgo es una relación amorosa mantenida entre dos personas con o sin intención de casarse y sin convivir.[ ]Las personas que mantienen  un noviazgo se llaman novios/as.

Amante: Si bien según el DRAE, la tercera acepción del término amante es: hombre y mujer que se aman. Históricamente, amante se ha sobreentendido como una mujer y compañera que tiene una relación amorosa con un hombre durante un período de tiempo prolongado y que no se encuentra casada con el hombre.

Actualmente la palabra amante es usada indistintamente para hombres o mujeres que aman. En cambio en las relaciones monogámicas, refiriéndose a una relación infiel, el amante es esa persona con la que se engaña a la primera pareja y en general es una relación estable y de carácter semipermanente; sin embargo, la pareja no convive de manera abierta. Por lo general (aunque no siempre) la relación es mantenida en secreto.

Amigovios o Amigos con derechos: La amistad con derechos es una relación de pareja que intenta combinar la vinculación afectiva, los comportamientos y actitudes típicos de una amistad, con la posibilidad de mantener relaciones íntimas o sexuales. Si bien la modalidad de emparejamiento ya existía, en algunos casos con el nombre de amantes, esta denominación aparece en la historia recientemente y con posterioridad al noviazgo por lo que siempre se define en relación con él: La amistad con derechos tendrá menor vinculación afectiva y menores obligaciones que un noviazgo, aunque, como sucede en una amistad, no será completamente carente de ellos.

Los participantes de dicha relación se llaman amigos con derechos. Esta forma de expresión es más común que amistad con derechos.

Las definiciones más completas realizadas a partir de conversaciones de los investigadores con adolescentes que usan el concepto destacan la libertad; la ausencia de compromiso, de estabilidad y de responsabilidad; la menor implicación afectiva y que su finalidad es el placer erótico/sexual.[][]

En las tres definiciones aparece el amor y junto  a él, el anhelado sexo, motivo por el cual siempre queremos disfrazar la  realidad del amor con su derivada estupidez en juego de palabras  que nos  permitan, liberarnos o comprometernos por estar enamorados.   

Entonces, volviendo a  mi tercer intento y habiendo sido escarmentada con varios castigos propios del amor en mis dos anteriores y fallidos intentos, me puedo excusar en que llámese como se llame esa relación (con forma de un embudo) estoy dispuesta a plantearle como puedo sentirme pese a estar enamorada en una circunstancias tanto o igual de amargas que las de Romeo y Julieta, y no pretendo que se convierta en el fiel reflejo de lo que puede ser una prueba de amor, de las pocas que yo haya podido plantear pese a que siento haberme sometido  a algunas (de su parte), pero que por miedo a sentirme avergonzada de mi propia estupidez no lo había hecho y aunque es probable que  de nuevo salga sancionada es mejor reconocer que me siento enamorada :´(


PD. Por favor no lo intentes en casa…..


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada